Suscríbase a nuestra Newsletter

 

Sea el primero en recibir ofertas exclusivas y las últimas novedades de nuestros productos


Historia del Aloe Vera

El Aloe Vera es una planta milenaria, documentos históricos de Romanos, Griegos, Hindúes, Árabes y de otros pueblos de la línea cálida de la tierra, hablan de las virtudes de su uso medicinal y cosmético.

Ya en La Biblia se hace referencia al Aloe Vera. En el siglo I d.c. Dioscórides describió extensamente el Áloe en su herbolario Griego y también sus virtudes medicinales y cosméticas.

Alejandro Magno conquistó la isla Socotorra porque se encontraban grandes cantidades de Aloe Vera, que servirían para la curación de heridas y enfermedades de sus soldados durante las campañas.

Fue Marco Polo, gracias a las largas rutas, quien dio a conocer que los chinos también usaban el Aloe Vera debido a sus grandes cualidades.

En el Antiguo Egipto, era de uso frecuente, denominada como Planta de la inmortalidad, Cleopatra la usaba como ingrediente esencial en sus curas diarias. Los sacerdotes egipcios también recurrían a esta planta.

Los primeros que lo transformaron en extracto comercial fueron los árabes, y fueron también ellos los que extendieron el uso del Aloe en polvo. Para extraer la pulpa y la savia del Aloe, los árabes pisaban las hojas dentro de unas tinajas o las machacaban en prensas de madera. Una vez extraídas, se ponían al sol sobre pieles de cabra para que se secaran, y más tarde se convertían en polvo que se utilizaba para heridas, contusiones en uso extremo e incluso como laxante de uso interno.

Los Españoles llevaron el Aloe Vera al continente Americano durante su conquista. En España, a lo largo de la ribera del Mediterráneo, zona donde el Aloe Vera tiene más propiedades. Era el elemento esencial de la medicina popular.

Cristóbal Colón no había viaje que realizase sin Aloe Vera, y citó textualmente:

"Cuatro son los alimentos que resultan indispensables para el bienestar del hombre: el trigo, la uva, la oliva y el Aloe. El primero lo alimenta, el segundo levanta su ánimo, el tercero le aporta armonía y el cuarto lo cura".
Cristóbal Colón (1436-1506).

Todo apunta a que Colón debió iniciarse en el uso del Aloe Vera en Ibiza, ya que existe una teoría muy arraiga, en la que prácticamente se demuestra que Colón nació en Ibiza.

Mahatma Gandhi citó textualmente:

"Me preguntabais cuáles eran las fuerzas secretas que me sostenían durante mis largos ayunos. Pues bien, era mi inquebrantable fe en Dios, mi sencillo y frugal estilo de vida y el Aloe, cuyos beneficios descubrí tras mi llegada a Sudáfrica a finales del siglo XIX".
Mahatma Gandhi (1869-1948)

A lo largo de la historia el Aloe Vera ha sido parte esencial de muchos pueblos y de grandes personajes históricos. Al final de la IIª Guerra mundial, se redescubrió el poder terapéutico del Aloe Vera, al comprobar que los habitantes de Hiroshima y Nagasaki, los cuales padecieron graves quemaduras, después de ser tratados con Aloe Vera, se curaban mas rápidamente y en muchos casos, sin señales ni cicatrices.

Denominación del Aloe Vera según los diferentes pueblos:

  • Antiguo Egipto: Planta de la inmortalidad.
  • Sumerios: Magica virtud.
  • Monjes medievales: Planta milagrosa.
  • Templarios: Elixir de Jerusalem.
  • Paises arabes: Lirio del desierto.
  • Antigua China: Remedio armónico.
  • Indios seminolas de Florida: Fuente de juventud.
  • India: Curadora silenciosa.
  • Rusia: El elixir de la longevidad.
  • Haiti: Planta de la eternidad.
  • Brasil: Planta de la salud y la belleza.
  • Otros nombres: Loto del desierto, Curalotodo, Planta de las buenas vibraciones, Planta de los cien años... Y por los poderes cicatrizantes y antibióticos que posee la planta, algunos científicos, entre ellos el famoso farmacéutico alemán Freytag, la han llegado a llamar "Hormona de las heridas".