Jabón de Aloe Vera: guía sobre cómo hacerlo

jabón de aloe vera

Son multitud la cantidad de propiedades medicinales y por tanto los beneficios para nuestra salud que tiene el Aloe Vera .Por eso, es muy recomendable el uso diario del jabón de aloe veraPara poder realizar de forma exitosa un jabón de aloe vera con tus propias manos y en la comodidad de tu casa, no te pierdas esta guía con todos los pasos que debes seguir.

 

1. Selección de los ingredientes

Lo primero que necesitamos para poder hacer un jabón de aloe vera casero es, además del aloe vera puro, aceite de oliva virgen, sosa cáustica, agua y aceite esencial si queremos darle un aroma específico. Las zonas bañadas por el mar Mediterráneo y donde se dan climas secos son los lugares más propicios para que crezcan las plantas de aloe vera 100% natural.

 

 

Jabón de aloe vera

 

 

2. Preparación de la mezcla

 

Debes hervir agua y ponerla en un recipiente de plástico donde añadirás la sosa cáustica y lo removerás todo muy bien para dejarla enfriar al menos 50 minutos. Es importante que recuerdes que al añadir la sosa cáustica debes usar guantes y hacerlo en un espacio abierto porque es muy tóxica.

El aloe vera que debes emplear debe estar cortado y debes retirar la pulpa con un cuchillo y cuchara. Posteriormente bates los trozos de aloe vera, los mezclas con el aceite hasta que notes que está espeso y metes todo en el microondas. Por último, a la mezcla resultante del agua y sosa le añades el aloe vera, lo remueves todo muy bien y esperas a que cuaje. Si quieres puedes añadir aceite esencial para dar el olor que más te guste.

 

3. Dar forma al jabón de aloe vera

 

Después de  obtener una mezcla uniforme tienes que volcarla en un recipiente que sea amplio pero no muy alto. Al día siguiente comprobarás que se ha formado una masa muy compacta y que está lista para ser cortada como desees. Puedes cortar esa masa dándole la forma que quieras usando distintas herramientas para cortar. Se tiene que esperar entre 15 y 30 días para que se endurezca del todo y poder usar el jabón de aloe vera.

Como has podido comprar la elaboración casera de jabón de aloe vera requiere de mucho tiempo y paciencia. Por otro lado, si deseas un jabón de aloe vera de carácter profesional siempre puedes acudir a empresas especializadas en el sector. Los jabones de aloe vera sirven para nutrir y cuidar nuestra piel ya que su fórmula de origen vegetal, que se ha obtenido de la mezcla de aceite de oliva virgen más el aloe vera puro, crea una textura suave que mima  las pieles más delicadas.

 

 

jabón de aloe vera

 

 

 

4. ¿Por qué usar un jabón de aloe vera?

 

Con el paso de los años la sociedad es cada vez más consciente de las numerosas propiedades que tiene el aloe vera y de todos los beneficios que aporta para nuestro cuerpo en general. Tanto el cabello, como la piel del cuerpo y la cara, se ven positivamente mejoradas cuando reciben tratamientos de aloe vera. Respecto a los beneficios de usar un jabón realizado con aloe vera como el que te hemos enseñado a hacer en este post podemos destacar los siguientes:

  • Es antioxidante, regenerador, antiinflamatorio, contiene vitamina E que previenen el envejecimiento de las células y también la aparición de estrías gracias a la presencia del aceite de oliva virgen.
  • Es muy recomendado para pieles que sufren acné, dermatitis o eccemas; favorece a la cicatrización y regeneración de la piel; es antioxidante y calmante gracias a la presencia del aloe vera.
  • Su uso debe ser diario para mantener la adecuada hidratación de la piel gracias al agua, aceite y aloe vera.
  • Aporta luminosidad a la piel y elimina las manchas gracias a los nutrientes del aloe vera.
  • Si se emplea como un champú favorece al fortalecimiento del cuero cabelludo aportando nutrición y elasticidad.

 

5. Propiedades medicinales del Aloe Vera o Sábila

 

Algunas de las principales propiedades medicinales que posee esta planta son las siguientes:

  1. Es rica en vitaminas A, del grupo B, C, minerales, aceites, ácidos grasos, ácido oleico y aminoácidos.
  2. Ayuda a la digestión, por eso es que puede ser empleado en las comidas.
  3. Tiene efecto depurativo en la sangre.
  4. Favorece a la regeneración de los tejidos internos.
  5. Actúa contra los hongos, los virus, infecciones y tiene efectos analgésicos.
  6. Permite la protección del sistema inmunitario y posee acciones antiinflamatorias.
  7. Absorbe elementos tóxicos que son derivados de materiales como el PVC, pinturas o esmaltes.

Banner Ibizaloe

6. Principales usos del Aloe Vera

Debido a la gran cantidad de propiedades que posee esta planta sus usos son muy diversos y cada año se descubre alguno más. Cara, cabello, dientes o  piel del cuerpo son algunos de los lugares donde podemos aplicar el aloe vera. La frecuencia con la que usemos el aloe vera depende de las características de los tratamientos que queramos realizar y es siempre recomendable preguntar a especialistas para que nos asesoren en caso de tener cualquier tipo de dudas.

 

6.1 Cara

El aloe vera nos ayuda a combatir los rayos del sol y también a aliviar y curar las quemaduras que podemos tener. Puede usarse también en los casos de conjuntivitis por sus propiedades calmantes.

Uno de los usos más comunes es que evita la aparición de acné e incluso ayuda a su eliminación en caso de padecerlo. Los hombres también pueden aplicarlo en el rostro después de cada afeitado para evitar la irritación e hidratar. Cuando las mujeres usan aloe vera como crema hidrante están favoreciendo a la hidratación de la piel y evitando que se seque por el uso repetitivo de maquillaje y la contaminación atmosférica.

6.2 Cuerpo

Uno de los usos más interesantes para las mujeres es que ayuda a combatir la candidiasis vaginal y evitar la aparición de herpes. Su uso en forma de gel ayuda a prevenir y hacer desaparecer las ampollas que pueden producirse por el roce de la ropa, pañales, zapatos  o el calor.

Si se aplica sobre las varices y las venas varicosas ayuda a bajar la inflamación por sus efectos calmantes. También ayuda a aliviar piernas cansadas, torceduras, esguinces, lumbago y pie de atleta.

Las irritaciones, dermatitis y eccemas también se ven muy beneficiados por el empleo de aloe vera. Así, cuando nos pican los insectos, medusas u ortigas es recomendable siempre el uso de aloe vera para aliviar el escozor y picor.

Cuando nos duele la cabeza es recomendable darse masajes con gel de aloe vera, que hayamos metido en la nevera con anterioridad, porque ayuda a aliviar las jaquecas y migrañas.

 

 

Jabón de aloe vera

 

 

6.3 Cabello

 

El uso del aloe vera permite evitar la aparición de caspa y fortalecer el cuero cabelludo. En muchas ocasiones también se usa como fijador natural para los distintos peinados ya que aporta brillo y da flexibilidad sin estropear el color del pelo.

 

6.4 Uso digestivo

La ingesta de pulpa puede ayudarnos a ir con facilidad al servicio ya que tiene un ligero efecto laxante y también evita la aparición de ardor de estómago. También es recomendable para las personas que sufren colon irritable, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.

 

6.5 Dientes

Ayuda a conseguir una buena salud de las encías, combatir el sarro y blanqueamiento natural. Para ello lo ideal es masticar un poco de gel de aloe vera un par de veces a la semana durante varios minutos como si fuera un chicle. Después, escupimos el aloe vera y no es necesario enjuagarse porque el aloe vera tiene un sabor insípido y tampoco tiene ningún olor fuerte que pueda resultar desagradable.

 

7. Recomendaciones

 

La planta del aloe vera ya era utilizada en el Antiguo Egipto para infinidad de cuidados naturales, tanto es así  que la denominaban la “planta de la inmortalidad”. Se trata de una planta de cactus que pertenece a la familia de las liliáceas y crece en climas secos como algunas partes de África, Mediterráneo y la India.

En su interior se produce una especie de gel casi transparente que se suele usar directamente sobre la piel para curar heridas, limpiar o hidratar. A lo largo de los siglos se han realizado numerosos estudios para poder comprobar todas las propiedades medicinales que posee y sus beneficios para el tratamiento de determinadas enfermedades humanas.

Lo ideal sería poder cultivar en nuestra propia casa un par de plantas de aloe vera ecológica ya que son muy fáciles de cuidar y necesitan una cantidad escasa de agua porque están acostumbradas a  los climas muy secos. Las plantas de aloe vera son muy resistentes y lo mejor es colocarlas en macetas de barro que no tengan ningún tipo de pinturas, ya que está planta absorbe las tintas. Debes colocarla en lugares donde el sol incida de forma directa y a temperaturas de entre 18 y 25 grados centígrados.

Tener plantas en nuestro hogar no solo tiene una finalidad estética sino que también nos ayuda a la renovación del aire al eliminar las sustancias contaminantes que pueda haber en él.

Si quieres conocer más información sobre el aloe vera y todos los productos que se pueden obtener a partir de él no dudes en ponerte en contacto con nosotros.